Foro LIADA en Google Groups

Hazte Miembro de la LIADA

Beneficios de la LIADA

Los Miembros Asociados Activos con su cuota al día tienen un cupo de acceso libre de asignaturas a cursar -sin cargo adicional- en los Cursos a Distancia de Formación Continua. Participar como asistente y/o conferencista de las Convenciones, Simposios y Congresos con el solo pago de una inscripción bonificada. Recibir sin cargo la Revista UniVerso Digital en su edición trimestral. Poder publicar artículos y papers -bajo Jurado-. Recibir la RedLIADA por medio del ForoLIADA y/o por webLIADA. Consultas a: directiva.liada@gmail.com

NO OLVIDE RENOVAR SU MEMBRESÍA ANUAL, es obligatoria.

REVISTA UNIVERSO DIGITAL

Curso Básico de Observación

RSS Materia Interplenetaria RSS

  • CAMPAÑA DE METEOROS OTOÑO/INVIERNO 2020 20/10/2020
    La mayoría de lluvias de meteoros que veremos en los próximos meses proceden de cometas, cuerpos helados procedentes de las regiones externas del Sistema Solar que están formados por agregados porosos que incluyen pequeños minerales, hielos y materia orgánica. En sus múltiples pasos en la proximidad del Sol, punto de su órbita conocido como perihelio, … Sigu […]
    materiainterplanetarialiada
  • Retomando las riendas de la Sección de Materia Interplanetaria de la LIADA 04/07/2020
    Después del trabajo intenso realizado en estos años por Pável Balderas Espinoza y habiéndome mantenido en segundo plano durante los quince años de su gestión, entre 2005-2020, me es grato saludarles a todos/as. Desearía desarrollar una labor innovadora en la gestión como coordinador de la sección, en base a los siguientes objetivos: Retomar y fomentar … Sigu […]
    materiainterplanetarialiada
  • Meteoros y Bólidos durante Mayo de 2020 04/05/2020
    MAYO 2020  Eta Acuáridas Una lluvia de meteoros muy activa en la constelación Acuario que recomendamos observar a inicios de mayo hacia el este después de la media noche. Junto a las Eta Acuáridas se podrán observar meteoros de otras lluvias activas en Escorpión, Ofiuco y Virgo. Recomendamos contar las Eta Acuáridas y lo propio … Sigue leyendo →
    materiainterplanetarialiada

Calendario de Publicaciones

enero 2021
D L M X J V S
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

CAMPAÑA DE METEOROS OTOÑO/INVIERNO 2020

La mayoría de lluvias de meteoros que veremos en los próximos meses proceden de cometas, cuerpos helados procedentes de las regiones externas del Sistema Solar que están formados por agregados porosos que incluyen pequeños minerales, hielos y materia orgánica. En sus múltiples pasos en la proximidad del Sol, punto de su órbita conocido como perihelio, pierden masa por la sublimación de sus hielos y lanzan al espacio interplanetario partículas de polvo que conforman los llamados enjambres de meteoroides. Esas partículas que, con tamaño entre decenas de micras hasta pocos centímetros dominan esos enjambres, orbitan alrededor del Sol y reciben el nombre de meteoroides. Al encontrar la Tierra a hipervelocidad producen las columnas de gas ionizado que denominamos: estrellas fugaces o meteoros. A lo largo de muchos pasos por el perihelio y como consecuencia de su progresiva desintegración, los cometas periódicos suelen llenar el interior de sus órbitas de auténticos escombros en cada uno de esos pasos. De ese modo, el cometa 1P/Halley ha generado una de las corrientes más vistosas: las Oriónidas cuyo máximo está previsto para el 19 al 20 de octubre. Esa corriente de meteoroides producen meteoros bastante rápidos dado que la velocidad geocéntrica a la que encuentran la atmósfera es de unos 60 km/s. En esas condiciones, los meteoros más luminosos producen estelas persistentes que se desvanecen en pocos segundos. Durante estas noches de octubre y noviembre también podremos ver actividad meteórica de otros radiantes.

El radiante de una lluvia de meteoros es consecuencia de la perspectiva en que observamos la entrada de las partículas a la atmósfera terrestre (Trigo-Rodríguez, 1993)

Observar una lluvia de meteoros sólo requiere de disponer de un lugar oscuro, un ligero conocimiento de las constelaciones, una tumbona o esterilla y el uso de nuestros ojos. Podríamos decir que es la única disciplina astronómica en la que no se necesitan medios ópticos. Disfrutar un rato del firmamento estrellado, en la tranquilidad de la noche, nos permitirá poder ver varios meteoros. En estas fechas podremos ver una media de una decena de meteoros por hora si las condiciones meteorológicas acompañan y en el lugar escogido hay bastante oscuridad. Si deseamos identificar las Oriónidas, deberemos prolongar sus trayectorias hacia atrás y ver si proceden del radiante (Fig. 2), situado en la constelación de Orión. Dado que desde la superfície terrestre observamos los meteoros de un mismo enjambre penetrando desde órbitas casi paralelas, el efecto de perspectiva hace que  procedan de una misma región del firmamento conocida como radiante. Los meteoros que no surgen de ese radiante no serán Oriónidas y, de manera simplificada, pueden ser contabilizadas como miembros de otros radiantes meteóricos, o como esporádicos si no proceden de ninguno de ellos. Los principales radiantes de octubre-noviembre se muestran en la Figura 2. Además de los mostrados en esa imagen a mitad de noviembre, en torno al 16-17 Nov. tendremos la posibilidad de observar meteoros de la corriente meteórica de las Leónidas producidas por el cometa  55P/Tempel-Tuttle. Esos meteoros parecen proceder de la cabeza de Leo y los más luminosos dejan estelas persistentes bien características. Suelen ser sumamente rápidas dado que su velocidad geocéntrica media es una de las más altas: 71 km/s.

Figura 2. Principales radiantes activos en octubre y noviembre.

Desde Latinoamérica las condiciones son variadas pero sugiero intentar planificar las observaciones de estas lluvias. Por ejemplo, escojamos para nuestro lugar específico de observación el momento en que el radiante a estudio se encuentre más alto sobre el horizonte local. Si conocemos las constelaciones, intentemos mirar a una cierta distancia del radiante indicado (a 30-45º, por ejemplo) y a media altura sobre el horizonte, para así monitorizar un mayor volumen de atmósfera. Si disponemos de una cámara fotográfica que nos permita hacer exposiciones prolongadas (mínimo de 1 minuto) situémosla junto a nosotros con un trípode. Con algo de suerte nos permita registrar los meteoros más brillantes si el objetivo empleado es luminoso. ¡Además de ser un recuerdo podrían permitirnos calcular las trayectorias reales si lo hacemos en colaboración con otros observadores!, tal y como se describe aquí.

Para contabilizar la actividad se pueden contar el número de meteoros del radiante que se estudie, procurando no distraerse y evitando tener obstáculos en el campo de visión. Si la actividad no es muy elevada resulta recomendable trazarlos sobre cartas previamente impresas (utilicemos luz roja suficientemente ténue para no deslumbrarnos). Los más experimentados ya podrán contribuir a su estudio científico. Para ello resultará fundamental estimar en el campo de visión empleado la denominada Magnitud Límite Estelar (MALE) y las coordenadas geográficas de nuestro lugar de observación. La MALE se estima contando el número de estrellas que vemos en determinadas áreas estelares que encontraremos aquí (procuremos fijar la medición en alguno de los que se encuentren como mínimo a media altura sobre el horizonte, a más de 40º). Recordemos también que la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos ofrece un atlas de proyección gnomónica que incluye esas áreas y que permite imprimir cartas celestes adecuadas para la observación de meteoros. Una vez realizada cada observación cabe clasificar los meteoros y enviar los datos obtenidos a través del formulario electrónico de la International Meteor Organization (IMO) que también les ofrece este calendario detallado. El coordinador de la sección se ofrece a guiarlos en lo que buenamente necesiten en esos pasos previos.

¡Mucha suerte y a disfrutarlas!

Retomando las riendas de la Sección de Materia Interplanetaria de la LIADA

Después del trabajo intenso realizado en estos años por Pável Balderas Espinoza y habiéndome mantenido en segundo plano durante los quince años de su gestión, entre 2005-2020, me es grato saludarles a todos/as. Desearía desarrollar una labor innovadora en la gestión como coordinador de la sección, en base a los siguientes objetivos:

  1. Retomar y fomentar la observación y registro de meteoros en Latinoamérica
  2. Ayudarles a establecer estaciones de detección de meteoros y bólidos, así como ayudar para hacer crecer a las ya establecidas en Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay. Llevamos muchos años divulgando estos temas y tienen buena parte de nuestro trabajo divulgativo en esta web: http://www.spmn.uji.es/ESP/trigopopup.html
  3. Fomentar la recuperación, caracterización y estudio de nuevos meteoritos descubiertos en Latinoamérica. Tal y como mi grupo de investigación realizó para los meteoritos: Berduc, Cali y Claromecó, por ejemplo. Nuestras publicaciones arbitradas las tienen disponibles en: http://www.spmn.uji.es/ESP/ICE_Meteorite_group.html
  4. Incrementar la divulgación del fenómeno meteórico en base a encuentros virtuales y presenciales siempre y cuando las circunstancias lo permitan. En el futuro haremos muchos más eventos como el que aquí les enlazo, un webinar del Día del Asteroide organizado por el CSIC y la Red SPMN: https://youtu.be/OcPstsPpeoM

Les ruego que los que deseen participar activamente lo hagan a través de un contacto a mi correo-e. Podemos fijar algún objetivo concreto en cada temporada: trigo@ice.cat

Estoy para ayudarles. Dada mi carga de trabajo profesional desearía que hubiese otros compañeros/as con ganas de aprender para elaborar informes sobre la actividad de lluvias de meteoros. De hecho, queda vacante la plaza de co-coordinador entre aquellos que deseen apoyarme en esta labor de manera más cercana. Siempre estaré dispuesto a ceder este puesto a personas capacitadas y con empuje para fomentar estos estudios en Latinoamérica. En los próximos años espero que demos pasos para promocionar cálculos de trayectorias u órbitas de meteoroides desde Latinoamérica, algo que ya describí en mi tesis doctoral en 2002 que pueden descargarse aquí:

http://www.spmn.uji.es/ESP/trigothesis.html

Muchas gracias a todos/as, de nuestro esfuerzo conjunto posiblemente reforzaremos a nuestra entrañable LIADA

Prof. Dr. Josep M. Trigo-Rodríguez

Institut de Ciències de l’Espai (CSIC-IEEC), Barcelona, Catalunya

Coordinador Sección Materia Interplanetaria

Meteoros y Bólidos durante Mayo de 2020

MAYO 2020 

Eta Acuáridas
Una lluvia de meteoros muy activa en la constelación Acuario que recomendamos observar a inicios de mayo hacia el este después de la media noche. Junto a las Eta Acuáridas se podrán observar meteoros de otras lluvias activas en Escorpión, Ofiuco y Virgo. Recomendamos contar las Eta Acuáridas y lo propio el resto de meteoros que aparezcan de otras lluvias.
Las Eta Acuáridas suelen presentar su máxima actividad entre el 4 y el 6 de mayo. Aunque puede ser variable de un año a otro. Es una lluvia que puede presentar actividad superior a 30 meteoros por hora por toda una semana (entre el 3 y 10 de mayo). Tal actividad meteórica es diez veces superior a la típica de otras lluvias pero además sus meteoros son muy brillantes. Gran parte de esos meteoros presentan estelas persistentes que pueden durar varios segundos.

Otras importantes lluvias de meteoros en mayo

Las Alfa Bootidas (ABO) en la constelación Bootes hacía el nor este antes y después de la medianoche, presentan un máximo de 5 meteoros por hora muy evidente el 28 de abril, manteniéndose activas hasta mediados de mayo. Los meteoros son fácilmente identificables por su velocidad aparente lenta y por proceder de las cercanías de la brillante estrella Arturo.

Las Alfa Escórpidas (ASC) en la constelación Escorpión se mantienen activas hasta el 15 de mayo teniendo un máximo sobre el día 3 de unos 10 meteoros por hora con velocidades moderadas que proceden de las proximidades de la brillante estrella Antares.

Las Beta Corona Austrálidas (CAU) en la constelación Corona Austral producen meteoros moderados rápidos procedentes de la cola de Escorpión. Son visibles desde el 23 de abril hasta el 30 de mayo, con un máximo en torno al 18 de mayo cuando produce actividad de 3 meteoros por hora.

También hay una zona de radiación meteórica conocida con el nombre genérico de Sagitáridas (SAG). Produce meteoros de velocidad moderada desde un radiante muy disperso que alcanza su máximo en torno al 17 de mayo.

Finalmente las Sigma Leónidas (SLE) permanecen activas hasta el 13 de mayo. Aunque su actividad es muy baja, en ocasiones produce bólidos (meteoros muy brillantes) procediendo del norte de Spica la estrella de mayor brillo de Virgo.

Nitrógeno de 4 mil millones de años de edad, contenido en moléculas orgánicas, descubierto en un meteorito marciano

Nitrógeno de 4 mil millones de años de edad, contenido en moléculas orgánicas, descubierto en un meteorito marciano

30/4/2020 de Earth-Life Science Institute (ELSI) / Nature Communications


Un fragmento de roca del meteorito marciano ALH 84001 (izquierda). Una zona ampliada (derecha) muestra los granos de carbonato de color anaranjado en la roca anfitriona de ortopiroxeno. Crédito: Koike et al. (2020) Nature Communications.

Utilizando técnicas avanzadas, un equipo de científicos ha detectado compuestos orgánicos que contienen nitrógeno en meteoritos marcianos que fueron expulsados de la superficie de Marte hace unos 15 millones de años, demostrando que las señales de una hipotética vida primitiva podrían haberse conservado y ser detectadas en la actualidad.

Los investigadores han hallado nitrógeno contenido en material orgánico de minerales carbonatados en un meteorito marciano. Este material orgánico se ha conservado, con toda probabilidad, durante 4 mil millones de años, desde la época de la era Noeica de Marte. Dado que los minerales carbonatados típicamente precipitan a partir de agua subterránea, este descubrimiento sugiere que el Marte temprano era húmedo y rico en sustancias orgánicas, pudiendo haber sido habitable y favorable para la aparición de la vida.

Este estudio ha sido el primero que ha conseguido medir el contenido en nitrógeno del meteorito de origen marciano llamado Allan Hills (ALH) 84001, que fue encontrado en 1984 en la Antártida. Ante la posibilidad de contaminación por sustancias terrestres, los científicos realizaron comprobaciones cuidadosas y determinaron que los compuestos orgánicos eran, con mucha probabilidad, verdaderamente marcianos.

La superficie actual de Marte es demasiado hostil para sobrevivir. Sin embargo, los científicos predicen que los compuestos orgánicos podrían conservarse en lugares cercanos a la superficie durante miles de millones de años. Este podría ser el caso de los componentes orgánicos que contienen nitrógeno que han sido encontrados en los carbonatos de ALH84001, que parecen haber quedado atrapados en los minerales hace 4 mil millones de años, donde quedaron conservados durante un largo periodo de tiempo hasta que finalmente fueron transportados a la Tierra.

[Fuente] – POR AMELIA ORTIZ ·

Gran bólido en el sur de Brasil – 24 de Abril

Las impactantes imágenes del enorme bólido que cayó sobre el sur de Brasil.

El meteorito, captado por el observatorio Helley & Jungo, ingresó a la atmosfera a 106,4 kilómetros y estalló a de 67,1 kilómetros de Nova Petrópolis, Canela y Gramado. Por su brillo se lo catalogó como bólido.

Segón explicó el profesor Carlos Fernando Jung, perteneciente al observatorio que capturó las imágenes del meteorito, el bólido llegó a la atmosfera de la Tierra a una velocidad de 44,8 kilómetros por segundo: “El impacto de la proximidad de Taquara a esta región (de las sierras), produjo un brillo intenso cuando explotó”.

Meteoros y Bólidos durante Abril de 2020

CAMPAÑA DE OBSERVACIÓN

ABRIL 2020

 

LAS LÍRIDAS (LYR)

Del 16 al 26 de abril se produce la lluvia de meteoros Líridas, en la constelación Lyra después de la media noche hacia el nor este, cuyo máximo es en fecha 22, esta fascinante lluvia de meteoros es producida por fragmentos del cometa Thatcher de 1861 que impactan con nuestra atmósfera y que presenta un máximo de 15 meteoros por hora, pero con algunas de sus zonas particularmente densas que proporcionan hasta 100 meteoros por hora en ocasiones. Un 15% de estos meteoros suelen presentar estelas persistentes, algunas de ellas impresionantes.

PI PÚPIDAS (PPU)

Otra de las lluvias importantes para abril son las Pi Púpidas en la constelación Popa o Pupis, visible antes de la media noche desde el hemisferio sur del 15 al 28 de abril, su máximo es el 23, presenta meteoros muy brillantes cuya velocidad aparente lenta los hace fáciles de identificar. Solicitamos a los observadores un especial esfuerzo en el estudio continuo de esta lluvia entre el 20 y 26 de abril, pero muy especialmente las noches del 22, 23 y 24 de abril. En ocasiones este enjambre asociado al cometa 26P/Grigg-Skjellerup ha producido estallidos de actividad de hasta 50 meteoros por hora o más.

Otras lluvias y radiantes para abril:

Hay varios radiantes activos que se proyectan alrededor de las constelaciones Virgo y Bootes. Las Virgínidas (VIR) suelen producir 5 meteoros por hora, su velocidad geocéntrica media es de 35 km/s (similar a la del resto de radiantes del complejo) cuya actividad máxima se produce el 25 de abril. Dadas esas velocidades geocéntricas producirán meteoros moderados y lentos dependiendo de la geometría de su aparición en la bóveda celeste. Las Alfa Boótidas (ABO) podrán seguirse con máximos el 22 y 28 de abril.

Otra de los radiantes de meteoros a observar en abril son las Sigma Leónidas en constelación Leo, con meteoros lentos de color blanco y amarillo y actividad baja con meteoros muy brillantes, cuyo máximo se produce el 17 de abril.

Descubierta una proteína en el interior de un meteorito

Descubierta una proteína en el interior de un meteorito

4/3/2020 de Phys.org


Modelo de la molécula 2320 hemolitina. Crédito: arXiv:2002.11688 [astro-ph.EP].

Un equipo de investigadores de Plex Corporation, Bruker Scientific LLC y Harvard University ha encontrado pruebas de la presencia de una proteína en el interior de un meteorito. Hasta ahora nunca se había hallado ninguna proteína en un objeto extraterrestre.
La proteína en cuestión es la hemolitina y se encuentra en el interior de un meteorito que fue hallado en Argelia en 1990.

Las proteínas son consideradas los elementos básicos para el desarrollo de seres vivos y encontrar una en un meteorito apoya las teorías que sugieren que la vida, o algo muy cercano a ella, llegó a la Tierra desde algún otro lugar del espacio.

[Fuente] – POR AMELIA ORTIZ ·

Meteoros y Bólidos del mes de Marzo de 2020

CAMPAÑA DE OBSERVACIÓN

Marzo de 2020

GAMMA NÓRMIDAS
Una de las lluvias de meteoros más importantes de marzo son las Gamma Nórmidas, visible en la constelación Norma o Escuadra que se encuentra entre las constelaciones Cruz del Sur y Escorpión. Pese a que el promedio de observación que presenta este radiante es de 8 meteoros/hora, pueden ser visibles una gran cantidad de meteoros esporádicos y de otros radiantes ya que es una zona muy activa, lo cual resulta atractiva para su observación en especial entre el 13 y el 15 de marzo. La velocidad geocéntrica de las Gamma Nórmidas es de 56 km/s con lo cual se producirán meteoros moderados-rápidos dependiendo de la geometría de su aparición en la bóveda celeste.
Sugerimos observar por lo menos una semana antes y una después a las fechas del máximo. Las mejores horas para observar son después de la media noche, cuando según la latitud en la que nos encontremos tengamos el radiante por encima del horizonte. Lo ideal es seleccionar el momento en que el radiante alcance su máxima altura, es decir, cuando se encuentre cerca del meridiano del lugar.
Hay lluvias menores de meteoros para marzo que podrían ser estudiadas paralelamente a las Gama Nórmidas, se trata de las Beta Pavónidas en la constelación Pavo, que produce meteoros de velocidad angular similar y que por tanto requiere que prestemos especial cuidado al trazado de los meteoros observados por la cercanía de ambos radiantes. Una mala observación y registro puede traducirse en confusión a la hora de asignar los meteoros a estos radiantes activos cercanos.

VIRGÍNIDAS
Esta lluvia de meteoros será visible antes y después de la media noche en ambos hemisferios en la constelación zodiacal Virgo, con meteoros de velocidades angulares moderadas y lentas, meteoros que pueden proceder del complejo de radiantes activos este mes, siendo su máximo el 25 de Marzo, si bien su actividad es de 5 meteoros a la hora, es una zona importante a observar ya que presenta actividad entre el 25 de enero y el 15 de abril.

Meteoros en el hemisferio norte
Sobre radiantes de lluvias de meteoros para el hemisferio norte en marzo destacamos: las Zeta Boótidas descubiertas por miembros de la SOMYCE de España, este radiante produce 10 meteoros por hora sobre el 12 de marzo, lo propio las Eta Dracónidas que presentan meteoros lentos con algunos bólidos espectaculares para el 17 de marzo, así como las Iota Ofiúquidas que es una corriente irregular pero que presenta una actividad muy particular e intensa en la misma fecha.

Meteoros y Bólidos del mes de Febrero de 2020

Febrero de 2020

CENTÁURIDAS
Existen 3 lluvias de meteoros con radiantes muy activos el mes de febrero en la constelación Centauro, estas son: las theta Centáuridas TCE, las alfa Centáuridas ACE, las omicrón Centáuridas OCE, a este conjunto de radiantes de lluvias de meteoros se les denomina el Complejo de Centauro.
A partir del 6 de febrero podemos realizar observaciones y en especial a la hora en que la constelación mencionada se encuentre en lo más alto del cielo. Centauro es una de las constelaciones más importantes del cielo del sur y la media noche será un horario apropiado para comenzar a observar las mencionadas lluvias. La constelación Centauro se encuentra junto a la Cruz del Sur.
Pedimos que dediquen al menos una hora de observación por noche en el momento que Centauro alcance la mayor altura sobre el horizonte.

Complejo de lluvias de meteoros en Centauro
Estudiaremos tres radiantes independientes pero muy cercanos entre sí, lo que requerirá que seamos meticulosos a la hora de trazar los meteoros. Observadores experimentados deben elegir zonas del cielo alejadas a una distancia angular de unos 40º de estos radiantes (no deben mirar directamente a ellos). Es importante que mantengan su centro de campo de visión y que lo reporten luego de la observación. Y los que se inician en la observación de meteoros deben hacer un barrido visual en la zona mencionada y anotar la hora de cada meteoro visto.

A continuación una descripción detallada de las zonas de observación.
Omicrón Centáuridas (OCE) que están activos desde finales de enero hasta finales de febrero. En torno al 15 de febrero alcanzan una actividad máxima de uno o dos meteoros por hora, este dato de referencia no debe desanimarnos ya que estas lluvias de meteoros casi siempre nos dan gratas sorpresas, además ese es uno de los motivos de las observaciones: determinar si los diferentes radiantes han incrementado su actividad. Sus meteoros suelen ser entre moderados y rápidos en su velocidad.

Alfa Centáuridas (ACE) es la lluvia más importante del complejo que permanece activo durante todo el mes de febrero. El máximo alcanza cerca al día 8 de febrero, con unos 7 meteoros / hora. El radiante se encuentra a pocos grados de la estrella Beta de la Cruz del Sur. Sus meteoros son rápidos dado que su velocidad geocéntrica es de 56 km/s. Las Alfa Centáuridas (ACE) pueden presentar bólidos (meteoros de magnitud –4 tan brillantes como el planeta Venus). En los años 1974 y 1980 se observaron estallidos de actividad de tan sólo unas horas de duración arrojando entre 20 y 30 meteoros / hora. Como no hay manera de pronosticar cuando sucederá otro evento similar, debemos permanecer alertas. Debido a su brillo, aún un retorno normal de las alfa Centáuridas es interesante, ya que un tercio de los meteoros de la lluvia presentan estelas persistentes.

Las Theta Centáuridas (TCE) también están activos desde finales de enero hasta finales de Febrero. Sobre el 14 de febrero suele alcanzar alrededor de 4 meteoros/hora. Sus meteoros son rápidos dado que su velocidad geocéntrica es de 60 km/s.
Si sumamos los promedios de la cantidad de posibles meteoros observados en cada radiante tenemos una importante actividad en los cielos de febrero.

Otras lluvias de meteoros en febrero
Las Delta Leónidas(DEL) en la constelación Leo, es un radiante interesante que se encuentra activo desde el 5 de febrero hasta mediados de marzo. Sus meteoros son lentos dada su velocidad geocéntrica de 23 km/s y produce unos 3 meteoros/hora en torno a su máximo el 26 de febrero. También se recomienda su observación.

Las Alfa Carínidas (ACN) en la constelación Carina, tienen su máximo la primera semana de febrero. El radiante se encuentra muy cerca de la brillante Canopus. Producen meteoros de velocidad aparentemente lenta dada su velocidad de 25 km/s.

Las Delta Vélidas (DVE) en la constelación Vela, poseen su máximo de actividad cerca al 14 de febrero con unas tasas horarias de un meteoro a la hora. Su radiante se sitúa cerca de la estrella Epsilon Carina. Sus meteoros son de velocidad moderada. Otras zonas con radiantes meteóricos se encuentran ubicadas en las constelaciones Virgo, Hidra y Cáncer con actividad apreciable. Esos radiantes aparecen desde el antihelio (justo en dirección opuesta a la posición del Sol) y son producidos por meteoroides dispersos procedentes por la degradación constante de asteroides ubicados en el cinturón principal o de cometas de corto periodo.


Cualquier consulta a disposición.
Pável Balderas Espinoza pavelba@hotmail.com

Un fragmento de meteorito contiene pruebas inesperadas de granos anteriores al Sol

Un fragmento de meteorito contiene pruebas inesperadas de granos anteriores al Sol

29/1/2020 de Washington University in St. Louis / Nature Astronomy


Curious Marie procede del meteorito Allende, que cayó al norte de México en febrero de 1969. Las formaciones blancas son inclusiones ricas en calcio y aluminio, los primeros sólidos que condensaron en el Sistema Solar. Crédito: The Planetary Society.

Un fragmento inusual de meteorito contiene un sorprendente trocito de historia espacial, según una investigación nueva de la Universidad de Washington en San Luis. Granos presolares – diminutos fragmentos de material interestelar sólido formados antes de que el Sol naciese – se encuentran a veces en los meteoritos primitivos. Pero un nuevo análisis ha revelado la presencia de granos presolares en una parte de un meteorito donde no se esperaba encontrarlos.

La muestra Curious Marie procede del meteorito Allende y es un ejemplo notable de una «inclusión» o fragmento de material rico en calcio y aluminio que se encuentra en el interior de un meteorito.»Siguiendo nuestras nociones actuales acerca de la formación del Sistema Solar, los granos presolares no podrían sobrevivir en el ambiente donde se formaron estas inclusiones», explica Olga Pravdivtseva. En general, se piensa que los granos presolares son demasiado frágiles como para soportar las condiciones de alta temperatura que existieron alrededor del nacimiento de nuestro Sol en la nebulosa solar.

El descubrimiento obliga a los astrónomos a reconsiderar cuáles pudieron ser las condiciones en la nebulosa solar primitiva.

[Fuente] – POR AMELIA ORTIZ ·