Inicio » Articles posted by materiainterplanetarialiada

Author Archives: materiainterplanetarialiada

Meteoros y bólidos de Diciembre de 2017

LAS GEMÍNIDAS

Una de las lluvias de meteoros más activas del año son las Gemínidas, visibles en la constelación zodiacal Géminis antes y después de la medianoche del 7 al 17 de diciembre, siendo su máxima actividad en fecha 14, que es cuando se podrían observar hasta 120 meteoros por hora en condiciones favorables.

Las Gemínidas son un espectáculo de los cielos del sur. Las primeras “Gemínidas” fueron vistas en 1862. Las lluvias de meteoros resultan de fragmentos desprendidos de un cometa cuando éste pasa cerca del Sol y quedan en el espacio siguiendo la trayectoria del propio cometa. Luego, cuando la Tierra cruza la zona en que se encuentran estos restos, muchos de ellos penetran en la atmósfera convirtiéndose en lo que popularmente llamamos “estrellas fugaces”.

Los astrónomos trataron de localizar al cometa responsable, pero la búsqueda resultó infructuosa durante más de un siglo hasta que en el año 1983, el Satélite Infrarrojo de Astronomía de la NASA (IRAS por sus siglas en inglés) detectó un cuerpo de varios kilómetros de diámetro que se movía en la misma órbita que las “Gemínidas”. Los científicos lo llamaron 3200 Phaetón. El asteroide 1983 TB Phaeton es el cuerpo que da origen a esta lluvia, asteroide que posee todas las características de ser un núcleo cometario extinto.

Debido a las perturbaciones del planeta Júpiter sobre el año 2010 el enjambre dejó de interceptar la órbita terrestre, por lo que el núcleo del enjambre mucho más denso y que proporciona las altas tasas horarias mencionadas dejará de observarse sobre el año 2020. Esta es una prueba que demuestra que los cometas periódicos al quedar inactivos, se asemejan a núcleos asteroidales como el 1983 TB Phaeton que está catalogado como uno que roza la órbita de la Tierra, a una distancia sólo 8 veces mayor que la de la Luna.

GEMÍNIDAS

LLUVIAS MENORES DE METEOROS EN DICIEMBRE

Existen las denominadas lluvias menores de meteoros, y en diciembre hay una importante cantidad de ellas y a modo de información las mencionamos:

Las Chi Oriónidas Norte y Sur (XOR) en la constelación Orión que son dos ramas de una corriente meteórica de escasa actividad, se prolongan del 26 de noviembre al 15 de diciembre siendo su máximo el 2 de diciembre que raramente supera los 3 meteoros por hora, pero que suelen ser bólidos con estelas muy persistentes.

El complejo de las Púpidas-Vélidas en las constelaciones Popa y Vela constituyen un entramado de radiantes que proporcionan 10 meteoros por hora la fecha del máximo que es el 7 de diciembre, la lluvia se activa entre el 1 al 15 de diciembre.

Las Phoenícidas (PHO) en la constelación Phoenix o Fénix es otro radiante que suele tener incrementos de actividad inesperados como lo ocurrido en 1956 con 100 meteoros por hora. Su actividad se da del 28 de noviembre al 9 de diciembre. Está relacionado al cometa Blanpain, y todos los años ha proporcionado unos 5 meteoros por hora su fecha de máxima actividad que es el 6 de diciembre.

Las Monocerótidas (MON) todos los años con no más de 3 meteoros por hora con algunos bólidos asociados, del 27 de noviembre al 17 de diciembre con su máximo en fecha 9. Este radiante está relacionado al cometa Mellish 1917.

Las Sigma Hídridas (HYD) es otro radiante medianamente activo en diciembre con 2 a 5 meteoros por hora la fecha del máximo que es el 12 de diciembre, la lluvia se prolonga del 3 al 15 de diciembre. Son meteoros rápidos y con estelas persistentes.

Una corriente muy activa en el Hemisferio Norte son las Coma Berenícidas (COM) en la constelación Coma Berenices o Cabellera de Berenice, que tiene un máximo de 10 meteoros por hora el 22 de diciembre, aunque su actividad se mantiene entre el 12 de diciembre y el 23 de enero. Presenta meteoros rápidos y con estelas, que están emparentados con el cometa Lowe 1913, las primeras detecciones de este radiante las realizaron miembros de la Sociedad de observadores de meteoros y cometas de España (SOMYCE) junto a otros grupos de Europa a mediados de la década de 1980.

Para concluir el año tenemos a las Úrsidas (URS) en la constelación de la Osa Mayor también para el hemisferio norte: un radiante redescubierto por miembros de SOMYCE el año 1986, pudiendo observar 110 meteoros por hora en el máximo el 22 de diciembre de ese año, estallido que luego bajó los siguientes años hasta llegar en la actualidad a cerca a 10 meteoros por hora. Su actividad se extiende del 17 al 26 de diciembre.

Anuncios

Meteoros y Bólidos de Noviembre de 2017

Noviembre 2017

LAS LEÓNIDAS
El mes de noviembre se caracteriza por presentar una lluvia de meteoros muy esperada: las Leónidas. Los observadores podrán centrar su atención en esta particular lluvia en la zona de la constelación Leo después de las 2 de la mañana en el horizonte este.

La lluvia de meteoros Leónidas se produce entre el 14 y el 21 de noviembre cuando nuestro planeta atraviesa un inmenso enjambre de meteoroides, la máxima actividad es entre el 17 y 18 de Noviembre. Se deberían realizar observaciones prolongadas por lo menos 5 fechas antes y 5 después del máximo.

Al igual que toda lluvia de meteoros, también las Leónidas están asociadas a un cometa, en este caso el Tempel-Tuttle, el período del cometa es de 33 años. El cometa Tempel-Tuttle fue observado en marzo de 1997 y alcanzó su distancia más cercana al Sol a fines de febrero de 1998.
Este cometa no es particularmente brillante, a comienzos del año 1998 los aficionados necesitaron de ayuda óptica para observarlo.

Los estallidos en la actividad de esta lluvia de meteoros ocurre cada 33 años, durante los años 1799, 1833, 1866 y 1900 las Leónidas produjeron lluvias muy intensas con más de 1000 meteoros por hora, lo que atrajo la atención de la población mundial. No ocurrió lo mismo en 1933, decepcionando a un gran número de entusiastas. Por el contrario, la lluvia del año 1966 fue espectacular, así como los 350 meteoros por hora en 1998.
El año 2009 se observaron un promedio de 25 meteoros por hora el 17 de noviembre; lo propio el 2010. En aquello radica la importancia de observar las Leónidas, 2015 y 2016 fueron también años muy activos y aunque no estemos en el periodo de 33 años como indican las proyecciones, el 2017 podrían observarse un buen número de meteoros,

La carta estelar y la zona de la radiante de las LEONIDAS (LEO)

LLUVIAS MENORES DE METEOROS EN NOVIEMBRE

TAURIDAS SUR (STA)
Actividad: 1 al 25 de noviembre. Máximo: 3 de noviembre. Con un promedio de 5 meteoros por hora, en la constelación Tauro.

TAURIDAS NORTE (NTA)
Actividad: 1 al 25 de noviembre. Máximo: 12 de noviembre. Con un promedio de 5 meteoros por hora, en la constelación Tauro.

ALFA MONOCEROTIDAS (AMO)
Actividad: 15 al 25 de noviembre. Máximo: 21 de noviembre, en la constelación Monoceros.
Según la IMO es otra lluvia capaz de producir picos intensos, como el de 400 meteoros de 1995 que sólo duraron 5 minutos. Se desconoce si existe periodicidad en la actividad. Por eso es importante el seguimiento continuo todos los años.
La observación se la puede hacer simultánea sin problemas con las Leónidas.
Esta lluvia poco estudiada nos puede dar sorpresas. Observar en lo posible antes y después de la fecha del máximo.


Desde la Coordinación de la Sección deseamos tengan todos excelentes cielos, esperamos sus reportes y estamos a su disposición.

Superbólido sobre China

Superbólido de 2-4 metros cayó el 4/10/2017 sobre el sur de China

Un bólido que viajaba 14,6 km/s cayó sobre las partes norte de la provincia china de Yunnan, cerca de la frontera norte de Myanmar.
Se calcula una energía radiada de alrededor de 192 gigajosuperbólidoules, lo que la convierte en el “impacto” más enérgico en varios meses después del evento 20/6/2017, y el “impacto” más enérgico sobre la tierra en más de un año desde el 27/6/2016 sobre Mauritania.

Meteoros y Bólidos de Octubre

CAMPAÑA DE LA SECCIÓN MATERIA INTERPLANETARIA

LIGA IBEROAMERICANA DE ASTRONOMÍA

LIADA

Octubre 2017

ORIÓNIDAS

En el horizonte este antes y después de la media noche entre el 20 y el 23 de octubre se produce una lluvia de meteoros muy activa: las Oriónidas (ORI), es el mes del encuentro de nuestro planeta con un chorro de partículas dejadas a su paso por el cometa 1P/Halley, que nos brindan una fabulosa lluvia de meteoros en una de las constelaciones más conocidas: Orión (las Tres Marías).

El radiante principal en Orión que es visible hacía el horizonte este, presenta generalmente una actividad de 30 meteoros por hora, que algunos años se reduce debido al cambio de densidad del tubo meteórico. Los meteoros de las Oriónidas suelen ser débiles y muy rápidos. Su actividad se prolonga todo el mes de octubre con su máximo en fecha 21, que los últimos años ha mostrado un dinamismo aún mayor.

Los meteoros del radiante Oriónidas parecen cortos y débiles cuando los vemos muy de frente, por lo que es recomendable mirar hacia alguna región del cielo a unos 90 grados del radiante, así verá la misma cantidad de meteoros, pero le parecerán de mayor duración. Las colas de todos los meteoros de Oriónidas, no importa donde aparezcan, apuntarán hacia el radiante en Orión. Esos meteoros en ocasiones dejan trazos (residuos incandescentes de la estela del meteoro) que permanecen en el cielo por varios segundos. Su velocidad es de 66 Km/seg.

El mes de Octubre podemos centrar nuestra atención en esta lluvia y realizar la mayor cantidad de horas de observación toda la segunda quincena del mes después de la media noche.

Radiante de las Oriónidas (ORI)

Las Dracónidas.

Este radiante también es conocido como las Giacobínidas (GIA), una lluvia importante para ser observada en el hemisferio norte en la constelación Dragón o Draco, aunque con altibajos y repentinos estallidos de actividad, es visible entre el 6 y el 10 de octubre con su máximo el 9 de octubre, el año 2011 tuvo un incremento en su actividad. Es tan irregular que en 1935 presentó 10.000 meteoros por hora en su máximo, en 1985 en Japón pudieron observar 300 meteoros por hora y el mismo año luego de algunas horas en España observadores de la SOMYCE solo detectaron un remanente de 3 a 5 meteoros por hora. Las partículas de esta lluvia de meteoros provienen del cometa Giacobini-Zinneer, que es de donde proviene su nombre: Giacobínidas.

Lluvias Menores de meteoros en octubre

Las Epsilón Gemínidas (EGE).

Otro radiante en octubre cuya actividad suele ser baja, con 5 meteoros por hora las fechas del máximo; observadores lo suelen emparentar con las Oriónidas debido a la proximidad a este otro radiante, su cometa progenitor es el Nishikawa-Takamizawa-Tago. Su actividad se prolonga del 14 al 27 de octubre, siendo su máximo el 18 de octubre.

Otras lluvias menores en octubre son: las Alfa Camelopardálidas, las Leo Minóridas, las Cígnidas y las Ariétidas, que nos proporcionan un mes muy interesante para la observación.


Desde la Coordinación de la Sección deseamos tengan todos excelentes cielos, esperamos sus reportes y estamos a su disposición.

Pável Balderas Espinoza
pavelba@hotmail.com

Meteoros y Bólidos de Septiembre 2017

CAMPAÑA DE LA SECCIÓN MATERIA INTERPLANETARIA

LIGA IBEROAMERICANA DE ASTRONOMÍA

LIADA

Septiembre 2017

Septiembre tiene una serie de radiantes de lluvias de meteoros algo irregulares pero en conjunto muy activos.

ALFA AURÍGIDAS

Lluvia de meteoros en la constelación Auriga o Cochero, es visible entre el 25 de agosto y el 5 de septiembre después de las 2 de la mañana hacia el horizonte noreste, su actividad llega hasta los 10 meteoros por hora, aunque en ocasiones como en 1935 y 1986 se registraron 40 meteoros por hora, este enjambre de meteoroides produjo un estallido en su actividad a partir del 2007, bajando considerablemente los siguientes años. Son meteoros muy rápidos con estelas persistentes que resultan espectaculares. Su cometa progenitor es el Kiess C/1911 N1.

Kiess es un cometa de periodos orbitales largos que visitó el Sistema Solar interno solo dos veces en los últimos dos mil años. En el año 83 antes de nuestra era, el cometa Kiess pasó cerca del Sol y dejó una estela de polvorientos escombros que se han desplazado hacia la órbita de la Tierra desde entonces.

El máximo está pronosticado entre el 1 y el 5 de septiembre. Los observadores del hemisferio norte tienen mejores condiciones de observación por la posición de la constelación en esas latitudes.

A continuación la carta estelar donde se muestra la zona de la radiante de las Alfa Aurígidas (AUR) y las constelaciones con sus abreviaciones:

PÍSCIDAS NORTE Y SUR

En la región de la constelación zodiacal Piscis antes y después de la media noche hacia el este, donde son visibles meteoros lentos durante todo el mes que provienen de dos ramas activas: Píscidas norte y Píscidas sur. Estudios realizados mediante radio en ambas regiones han permitido obtener unas órbitas dispersas que dan muestra de una corriente muy irregular. En ocasiones se pueden observar bólidos (meteoros muy brillantes) provenientes de esta zona del cielo. Vale la pena observar esta zona cualquier noche despejada del mes de septiembre barriendo visualmente el mayor tiempo posible la constelación Piscis. En especial las noches del 24, 25 y 26.

KAPPA Acuáridas:

Del 8 al 30 de septiembre a partir de las 21 horas en la constelación zodiacal Acuario siendo su máxima actividad el 21 de septiembre, una lluvia de meteoros de escasa actividad con pocos datos, por lo que vale la pena realizar observaciones para obtener mayores elementos de esta lluvia menor.

A continuación la posición de las radiantes Kappa Acuáridas (KAQ) y Píscidas Sur (SPI)

Cualquier consulta estamos a su disposición.

Pável Balderas E. pavelba@hotmail.com

Perseidas

Piotr Majewski fotografió este espécimen que se desintegraba sobre Grodztwo, Polonia.

La Tierra está pasando por una corriente de escombros depositada por el cometa 109P/Swift-Tuttle en su último paso en 1992, fuente de la lluvia de meteoros anuales conocidas como las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo. Si las previsiones son correctas, la lluvia alcanzará su máximo durante las próximas tres noches, y debería ser rica en bolas de fuego (fireballs).

Una bola de fuego es un meteoro muy brillante, al menos tan brillante como los planetas Júpiter o Venus. La investigación muestra que la lluvia de meteoritos Perseidas produce más bolas de fuego que cualquier otra lluvia de meteoritos del año.

Tomada por Ronny Tertnes

 

A composite of the Perseid meteor shower on the night of August 11/12, 2017, taken from home in rural Alberta, over a wheatfield with the waning Moon rising at right. The radiant point in Perseus is just left of centre. M31 is right of centre; Cassiopeia is above centre.
As usual, there is one imposter satellite above the radiant looking like a meteor moving in the right direction, but with a uniform trail that gives it away as a satellite.
The Moon was a waning gibbous this night.
This is a composite of 19 images: one for the foreground and sky and one meteor, and 18 for other meteors layered in using Lighten mode and masked to reveal just the meteors. The camera was not tracking the sky, so the meteor layers were all rotated around Polaris at upper left to place the meteor for that frame in the correct position in the sky relative to the background stars where it appeared, to preserve the perspective of the radiant point in Perseus, which rose through the night.
The images were taken from a full set of 700 images taken over 4.5 hours from 10:42 pm to 3:04 am. The base image is from 11:46 pm just after moonrise.
Each exposure was 20 seconds at f/2.5 with the Rokinon 14mm lens and Canon 6D MkII at ISO 3200. I used the camera’s internal Interval Timer set to 22 second interval for shots as quickly as possible with a mimumum of “dark time.”

Meteoros y bólidos de Agosto de 2017

AGOSTO 2017

PERSEIDAS

El primer registro de esta lluvia de meteoros sucedió en agosto del año 36 después de nuestra era y fue hasta 1835 que se identificó como un fenómeno periódico que parecía brotar de la constelación Perseo, constelación visible para el hemisferio sur en el horizonte nor-este después de la media noche. Esta lluvia de meteoros es también conocida como “Lágrimas de San Lorenzo”. Su máxima actividad se produce entre el 10 y el 13 de agosto.

Las Perseidas es sin lugar a dudas una de las lluvias más importantes del año, asociado al también afamado cometa 109P/Swift-Tuttle. Este enjambre meteórico, con partículas no más grandes que un grano de arroz, es atravesado por la Tierra durante más de un mes, dado que se mantiene activo entre el 15 de julio y el 25 de agosto. Presentan una alta velocidad de 60 km/s, una partícula de apenas un gramo puede producir extraordinarios bólidos (meteoros muy brillantes) que nos deslumbran. La lluvia empieza suavemente a mediados de julio cuando la Tierra entra en los confines de la nube de desechos dejados por su cometa progenitor.

Entre el 10 y el 13 de agosto en el hemisferio norte las Perseidas pueden alcanzar 140 meteoros por hora en buenas condiciones atmosféricas con el radiante alto en el horizonte, en el hemisferio sur estos meteoros son visibles después de la media noche en la constelación Perseo pegados al horizonte nor-este y en menor cantidad, al estar el radiante muy bajo la frecuencia horaria se reduce, aunque no por ello deja de ser un gran espectáculo. Solicitamos que se realice una observación continua por tantas horas como les sea posible las noches y madrugadas del 10, 11, 12 y 13 de agosto.

Posición del radiante de las Perseidas del 10 al 13 de agosto.

Lluvias menores en agosto

Iota Acuáridas Sur (SIA) su máximo es el 4 de agosto con un promedio de 5 meteoros por hora.
Delta Acuáridas Norte (NDA) su máximo es el 9 de agosto con 4 meteoros por hora.
Kapa Cígnidas (KCG) su máximo es el 18 de agosto con 3 meteoros por hora.
Iota Acuáridas Norte (NIA) su máximo es el 20 de agosto con 3 meteoros por hora.
Eridánidas (ERI) su máximo es el 29 de agosto con THZ indeterminada.

Existen además tres radiantes muy interesantes:
Alfa Ursa Mayóridas (hemisferio norte) que presentan un máximo entre el 13 y 14 de agosto con 5 meteoros por hora.
Tau Dracónidas el 2 de agosto con 10 meteoros por hora.
Bootidas observadas durante la campaña de las Perseidas, estas tres lluvias fueron detectadas por observadores experimentados puesto que se confunden con las Perseidas.