Inicio » Articles posted by materiainterplanetarialiada

Author Archives: materiainterplanetarialiada

Perseidas

Piotr Majewski fotografió este espécimen que se desintegraba sobre Grodztwo, Polonia.

La Tierra está pasando por una corriente de escombros depositada por el cometa 109P/Swift-Tuttle en su último paso en 1992, fuente de la lluvia de meteoros anuales conocidas como las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo. Si las previsiones son correctas, la lluvia alcanzará su máximo durante las próximas tres noches, y debería ser rica en bolas de fuego (fireballs).

Una bola de fuego es un meteoro muy brillante, al menos tan brillante como los planetas Júpiter o Venus. La investigación muestra que la lluvia de meteoritos Perseidas produce más bolas de fuego que cualquier otra lluvia de meteoritos del año.

Tomada por Ronny Tertnes

 

A composite of the Perseid meteor shower on the night of August 11/12, 2017, taken from home in rural Alberta, over a wheatfield with the waning Moon rising at right. The radiant point in Perseus is just left of centre. M31 is right of centre; Cassiopeia is above centre.
As usual, there is one imposter satellite above the radiant looking like a meteor moving in the right direction, but with a uniform trail that gives it away as a satellite.
The Moon was a waning gibbous this night.
This is a composite of 19 images: one for the foreground and sky and one meteor, and 18 for other meteors layered in using Lighten mode and masked to reveal just the meteors. The camera was not tracking the sky, so the meteor layers were all rotated around Polaris at upper left to place the meteor for that frame in the correct position in the sky relative to the background stars where it appeared, to preserve the perspective of the radiant point in Perseus, which rose through the night.
The images were taken from a full set of 700 images taken over 4.5 hours from 10:42 pm to 3:04 am. The base image is from 11:46 pm just after moonrise.
Each exposure was 20 seconds at f/2.5 with the Rokinon 14mm lens and Canon 6D MkII at ISO 3200. I used the camera’s internal Interval Timer set to 22 second interval for shots as quickly as possible with a mimumum of “dark time.”

Meteoros y bólidos de Agosto de 2017

AGOSTO 2017

PERSEIDAS

El primer registro de esta lluvia de meteoros sucedió en agosto del año 36 después de nuestra era y fue hasta 1835 que se identificó como un fenómeno periódico que parecía brotar de la constelación Perseo, constelación visible para el hemisferio sur en el horizonte nor-este después de la media noche. Esta lluvia de meteoros es también conocida como “Lágrimas de San Lorenzo”. Su máxima actividad se produce entre el 10 y el 13 de agosto.

Las Perseidas es sin lugar a dudas una de las lluvias más importantes del año, asociado al también afamado cometa 109P/Swift-Tuttle. Este enjambre meteórico, con partículas no más grandes que un grano de arroz, es atravesado por la Tierra durante más de un mes, dado que se mantiene activo entre el 15 de julio y el 25 de agosto. Presentan una alta velocidad de 60 km/s, una partícula de apenas un gramo puede producir extraordinarios bólidos (meteoros muy brillantes) que nos deslumbran. La lluvia empieza suavemente a mediados de julio cuando la Tierra entra en los confines de la nube de desechos dejados por su cometa progenitor.

Entre el 10 y el 13 de agosto en el hemisferio norte las Perseidas pueden alcanzar 140 meteoros por hora en buenas condiciones atmosféricas con el radiante alto en el horizonte, en el hemisferio sur estos meteoros son visibles después de la media noche en la constelación Perseo pegados al horizonte nor-este y en menor cantidad, al estar el radiante muy bajo la frecuencia horaria se reduce, aunque no por ello deja de ser un gran espectáculo. Solicitamos que se realice una observación continua por tantas horas como les sea posible las noches y madrugadas del 10, 11, 12 y 13 de agosto.

Posición del radiante de las Perseidas del 10 al 13 de agosto.

Lluvias menores en agosto

Iota Acuáridas Sur (SIA) su máximo es el 4 de agosto con un promedio de 5 meteoros por hora.
Delta Acuáridas Norte (NDA) su máximo es el 9 de agosto con 4 meteoros por hora.
Kapa Cígnidas (KCG) su máximo es el 18 de agosto con 3 meteoros por hora.
Iota Acuáridas Norte (NIA) su máximo es el 20 de agosto con 3 meteoros por hora.
Eridánidas (ERI) su máximo es el 29 de agosto con THZ indeterminada.

Existen además tres radiantes muy interesantes:
Alfa Ursa Mayóridas (hemisferio norte) que presentan un máximo entre el 13 y 14 de agosto con 5 meteoros por hora.
Tau Dracónidas el 2 de agosto con 10 meteoros por hora.
Bootidas observadas durante la campaña de las Perseidas, estas tres lluvias fueron detectadas por observadores experimentados puesto que se confunden con las Perseidas.

 

Meteoros y Bólidos de Julio de 2017

Julio 2017

El mes de julio se produce una importante actividad de radiantes de meteoros denominados Acuáridas en constelación Acuario, que muestran varias fuentes de radiación. Desde mediados de julio tenemos una de las lluvias más activas que es el de las Delta Acuáridas del Sur que se extiende a lo largo de tres meses, es así que el 28 de Julio presentará su máxima actividad con aproximadamente 20 meteoros por hora, es a no dudarlo una lluvias de meteoros más interesante. Debería ponerse énfasis en la observación hacia el horizonte este a partir de la medianoche ya que Acuario se encuentra a esa hora en una posición magnífica en el cielo. Con sus 41 km/s de velocidad geocéntrica los meteoros de esta lluvia presentan una velocidad angular moderada-rápida, dependiendo de la distancia al radiante y la altura en el horizonte en que las contemplemos.

Desplazamiento del radiante de las ACUÁRIDAS EN JULIO AGOSTO Y SEPTIEMBRE

Alfa Capricórnidas

Otra lluvia meteórica que requiere nuestro estudio son las Alfa Capricórnidas en constelación Capricornio. Este enjambre suele ser fuente de impresionantes bólidos de colores azulados o verdosos con excelentes estelas persistentes, denotando su origen cometario. Su cuerpo progenitor es el cometa periódico 45P/Honda-Mrkos-Pajdusakova que sufrió once pasos próximos a la Tierra y otros dos a Júpiter durante el pasado siglo, estando por tanto sometidos a importantes perturbaciones planetarias. Suelen presentar su máximo en torno al 30 de Julio aunque su actividad puede llegar a extenderse hasta mediados de agosto. Esta lluvia puede ofrecernos excelentes meteoros brillantes con velocidades angulares lentas-moderadas de 23 km/s

Piscis Austrínidas

Otro radiante de interés son las Piscis Austrínidas en constelación Piscis, con unos 5 meteoros por hora, suelen presentar meteoros brillantes en su fecha de máximo que es el 28 de Julio. Presentan velocidades angulares moderadas dada su velocidad geocéntrica intermedia de 35 km/s. Su radiante se encuentra cerca de la brillante estrella Fomalhaut.

Recomendamos que se dibujen los meteoros en una carta estelar impresa con la mayor precisión posible y tener presente las fechas de actividad máxima.

RADIANTE DE LAS ALFA CAPRICÓRNIDAS

Y LAS PISCIS AUSTRÍNIDAS

Para julio también tenemos algunas interesantes lluvias menores de meteoros a comienzos de mes.

Pegásidas en constelación Pegaso, del 7 al 13 de julio, siendo su máximo el 9 de julio con 3 meteoros por hora.

Phoenícidas en constelación Phoenix, del 10 al 16 de julio, siendo el máximo el 13 de julio con 5 meteoros por hora.

Bólido sobre Domodedovo el 21 de Junio.

Es el mayor acontecimiento de la caída registrada de un bólido sobre la región de Domodedovo en la región de Moscú en Rusia, alrededor del 21 de junio de 2017.

Misterio revelado

Experimentos de alta presión resuelven un misterio de los meteoritos

por Amelia Ortiz · Publicada 8 junio, 2017 ·
8/6/2017 de DESY / Nature Communications

Cristales de cristobalita del Museo Mineralógico de Harvard, hallados en las cuevas Ellora en la India. Crédito: RRUFF Project / University of Arizona.

Con experimentos de alta presión, un equipo de investigadores dirigido por Leonid Dubrovinsky (Universidad de Bayreuth) ha resuelto un enigma relacionado con el análisis de meteoritos de la Luna y Marte. El estudio puede explicar por qué pueden coexistir diferentes versiones de sílice en los meteoritos, aunque normalmente requieren de condiciones muy diferentes para formarse. Los resultados también indican que las condiciones bajo las cuales se piensa que se formaron los meteoritos necesitan ser cuidadosamente reconsideradas.

Los científicos investigaron en concreto un mineral con dióxido de silicio llamado cristobalita. “Este mineral es de interés particular cuando se estudian muestras planetarias como los meteoritos, porque es el mineral de sílice predominante en materiales extraterrestres”, explica Ana Černok (University Bayreuth y Open University). “La cristobalita tiene la misma composición química que el cuarzo, pero la estructura es significativamente distinta”, añade Razvan Caracas (CNRS).

A diferencia del ubicuo cuarzo, la cristobalita es relativamente rara sobre la superficie de la Tierra, ya que sólo se forma a temperaturas muy altas bajo condiciones especiales. Pero es bastante común en meteoritos de la Luna y Marte. Expulsados por impactos de asteroides desde la superficie de la Luna o de Marte, estas rocas acaban cayendo a la Tierra.

Sorprendentemente, los investigadores también han encontrado el mineral de sílice seifertita junto con cristobalita en meteoritos lunares y marcianos, que necesita de presiones extremadamente altas para formarse. “Encontrar cristobalita y seifertita en el mismo grano de material de un meteorito es enigmático ya que se forman bajo presiones y temperaturas enormemente diferentes”, subraya Dubrovinsky.

A través de experimentos, los investigadores han descubierto que si la cristobalita es comprimida de manera irregular bajo condiciones denominadas no hidrostáticas, repentinamente se convierte en una estructura como la de la seifertita. Esta estructura se forma bajo una presión considerablemente menor que la necesaria para forma seifertita a partir de sílice ordinaria. A la vista de los resultados, la explicación que ofrecen estos investigadores es que durante un impacto la propagación de la onda de choque por la roca puede crear patrones de tensión muy complejos incluso en las áreas de intersección entre materiales comprimidos hidrostáticamente y no hidrostáticamente, de modo que pueden formarse distintas versiones de minerales de sílice en el mismo meteorito. Por tanto, ni la cristobalita ni la seifertita pueden ser consideradas representantes fiables de las condiciones experimentadas por los meteoritos en el impacto.

[Fuente Noticia]

Meteoros y Bólidos de Junio de 2017

CAMPAÑA DE LA SECCIÓN MATERIA INTERPLANETARIA

LIGA IBEROAMERICANA DE ASTRONOMÍA

LIADA

Junio 2017

Junio es un mes muy importante para la observación de meteoros, en especial en el hemisferio sur por los cielos despejados de la época. Muchos de estos radiantes también son visibles en el hemisferio norte.

ESCÓRPIDAS-SAGITÁRIDAS

La primera semana de junio podremos observar una zona fácil de identificar: el complejo de Escorpio-Sagitario con 7 corrientes meteóricas asociadas. Las Tasas Horarias Zenitales (THZ) de esos radiantes son bajas pero en su conjunto la observación es interesante con 15 meteoros / hora. Constituye una buena práctica dado que se pueden observar meteoros de velocidades moderadas-lentas de estos radiantes claramente distinguibles de los usualmente veloces esporádicos, antes y después de la medianoche.

Entre los radiantes proyectados en las proximidades de las Sagitáridas, podríamos destacar un par de ellos. Las Zeta Ofiúquidas en la constelación Ofiuco que posee un máximo en torno al 13 de junio con 5 meteoros / hora. Puede presentar meteoros brillantes caracterizados por su velocidad moderada-lenta. Lo propio el radiante de las Omega Escórpidas alcanza su mayor actividad en torno al 15 de junio, presentando también meteoros de velocidades lentas.

Posición y desplazamiento de los principales radiantes activos en el complejo de Escorpio-Sagitario. Se muestran los desplazamientos para las Sagitáridas (SAG), Zeta Ofíuquidas (TOP) y Omega Escorpiónidas (OSC). También se muestran Lambda Sagitáridas (LSA) y Gamma Sagitáridas (GSA).

BOÓTIDAS

Otra lluvia importante a final de mes es la actividad de las Boótidas de Junio, antes de la medianoche en la constelación Bootes. Producidas por restos del fragmentado cometa 7P/Pons-Winnecke, este enjambre de meteoroides ha sido sometido a grandes perturbaciones planetarias que han impedido durante décadas que la Tierra interceptase las cortinas de polvo dejadas por su cometa progenitor, la lluvia se pensaba inexistente cuando presentó un estallido de actividad en junio de 1998. Durante los siguientes años la actividad se mantuvo en un aproximado de 25 meteoros/hora en torno al 23 de junio, que podría estar activo hasta principios de julio.

Posición del radiante de las Boótidas de Junio.

LÍRIDAS

Hay otro radiante activo importante entre el 11 y el 30 de junio: las Líridas de Junio (JLY) en la constelación Lira con 6 meteoros, siendo el 16 su fecha de máxima actividad, después de la medianoche.


Desde la Coordinación de la Sección deseamos tengan todos excelentes cielos, esperamos sus reportes y estamos a su disposición.

Datación con tomografía de sonda atómica

Las imágenes a escalas atómicas mejoran la datación de sucesos planetarios

por Amelia Ortiz · Publicada 29 mayo, 2017 ·
29/5/2017 de University of Portsmouth / Nature Communications


Las 11 muestras, del tamaño de nanómetros, empleadas en el estudio. Fuente: Universidad de Portsmouth.

Una investigación liderada por la Universidad de Portsmouth ha identificado un modo nuevo de mejorar la forman en la que medimos la edad de la evolución planetaria en nuestro Sistema Solar. El estudio emplea un nuevo método de imágenes a escalas atómicas para localizar y contar átomos individuales en material planetario. Relacionando directamente la estructura y química de minerales de este modo se abren oportunidades nuevas para comprender la espectacular complejidad de las muestras planetarias.

Los meteoritos proporcionan muestras que pueden ser utilizadas para medir la cronología de los eventos planetarios importantes, incluyendo la cristalización del océano de magma lunar, el vulcanismo marciano y el bombardeo de asteroides sufrido por el Sistema Solar interior. Sin embargo, debido al metamorfismo de choque (deformación y calentamiento extremos que se producen durante los impactos) las muestras a menudo ofrecen una edad dudosa entre la formación de la roca y el momento del metamorfismo de choque. Esto hace difícil construir un calendario preciso de cuando se produjeron los eventos planetarios.

Utilizando tomografía de sonda atómica, los investigadores consiguieron datar con precisión estos sucesos en badeleyita  (ZrO2), un mineral de las rocas ígneas relativamente común aunque pequeño, que contiene uranio. La tomografía de sonda atómica proporciona imágenes átomo a átomo en 3D con una potente combinación única de resolución espacial y química. Con un láser se proporciona energía uno a uno a los átomos contenidos en granos diminutos del mineral. Esto permite a los investigadores reconstruir modelos a escala atómica en 3D del material, y visualizar la extensión de la deformación. Contar los átomos individuales de uranio y de plomo contenidos en estas muestras permite datar radiométricamente los sucesos planetarios asociados.

Lee White, director de la investigación, comenta: “Debido a los problemas con los que se enfrentan los científicos al datar estos materiales complejos, muchos meteoritos podrían ser más antiguos de lo que se pensaba. Esto podría afectar  a lo que pensamos en relación con la edad de sucesos planetarios importantes en nuestro Sistema Solar”.

[Fuente Noticia]