Inicio » Articles posted by materiainterplanetarialiada

Author Archives: materiainterplanetarialiada

Anuncios

Meteoros y Bólidos de Febrero de 2018

SECCIÓN MATERIA INTERPLANETARIA

LLUVIAS DE METEOROS

LIGA IBEROAMERICANA DE ASTRONOMÍA

FEBRERO 2018

 

CENTÁURIDAS

Existen 4 lluvias de meteoros con radiantes muy activos el mes de febrero en la constelación Centauro, estas son: las theta Centáuridas TCE, las alfa Centáuridas ACE, las omicrón Centáuridas OCE, a este conjunto de radiantes de lluvias de meteoros se les denomina el Complejo de Centauro.

A partir del 6 de febrero podemos realizar observaciones y en especial a la hora en que la constelación mencionada se encuentre en lo más alto del cielo. Centauro es una de las constelaciones más importantes del cielo del sur y la media noche será un horario apropiado para comenzar a observar las mencionadas lluvias. La constelación Centauro se encuentra junto a la Cruz del Sur.

Pedimos que dediquen al menos una hora de observación por noche en el momento que Centauro alcance la mayor altura sobre el horizonte.

Complejo de lluvias de meteoros en Centauro:

Estudiaremos tres radiantes independientes pero muy cercanos entre sí, lo que requerirá que seamos meticulosos a la hora de trazar los meteoros. Observadores experimentados deben elegir zonas del cielo alejadas a una distancia angular de unos 40º de estos radiantes (no deben mirar directamente a ellos). Es importante que mantengan su centro de campo de visión y que lo reporten luego de la observación. Y los que se inician en la observación de meteoros deben hacer un barrido visual en la zona mencionada y anotar la hora de cada meteoro visto.

A continuación una descripción detallada de las zonas  de observación.

Las Omicrón Centáuridas (OCE) que están activos desde finales de enero hasta finales de febrero. En torno al 15 de febrero alcanzan una actividad máxima de uno o dos meteoros por hora, este dato de referencia no debe desanimarnos ya que estas lluvias de meteoros casi siempre nos dan gratas sorpresas, además ese es uno de los motivos de las observaciones: determinar si los diferentes radiantes han incrementado su actividad. Sus meteoros suelen ser entre moderados y rápidos en su velocidad.

Las Alfa Centáuridas (ACE)  es la lluvia más importante del complejo que permanece activo durante todo el mes de febrero. El máximo alcanza cerca al día 8 de febrero, con unos 7 meteoros / hora. El radiante se encuentra a pocos grados de la estrella Beta de la Cruz del Sur. Sus meteoros son rápidos dado que su velocidad geocéntrica es de 56 km/s. Las Alfa Centáuridas (ACE) pueden presentar bólidos (meteoros de magnitud –4 tan brillantes como el planeta Venus). En los años 1974 y 1980 se observaron estallidos de actividad de tan sólo unas horas de duración arrojando entre  20 y 30 meteoros / hora. Como no hay manera de pronosticar cuando sucederá otro evento similar, debemos permanecer alertas. Debido a su brillo, aún un retorno normal de las alfa Centáuridas es interesante, ya que un tercio de los meteoros de la lluvia presentan estelas persistentes.

Las Theta Centáuridas (TCE) también están activos desde finales de enero hasta finales de Febrero. Sobre el 14 de febrero suele alcanzar  alrededor de 4 meteoros/hora. Sus meteoros son rápidos dado que su velocidad geocéntrica es de 60 km/s.

Si sumamos los promedios de la cantidad de posibles meteoros observados en cada radiante tenemos una importante actividad en los cielos de febrero.

En la carta se muestran las radiantes del Complejo Centauro:

alfa Centáuridas (ACE), omicrón Centáuridas (OCE) y theta Centáuridas (TCE)

Otras lluvias de meteoros en febrero

Las Delta Leónidas (DEL) en la constelación Leo, es un radiante interesante que se encuentra activo desde el 5 de febrero hasta mediados de marzo. Sus meteoros son lentos dada su velocidad geocéntrica de 23 km/s y produce unos 3 meteoros/hora en torno a su máximo el 26 de febrero. También se recomienda su observación.

Zona de observación de las Delta Leónidas

Las Alfa Carínidas (ACN) en la constelación Carina, tienen su máximo la primera semana de febrero. El radiante se encuentra muy cerca de la brillante Canopus. Producen meteoros de velocidad aparentemente lenta dada su velocidad de 25 km/s.

Las Delta Vélidas (DVE) en la constelación Vela, poseen su máximo de actividad cerca al 14 de febrero con unas tasas horarias de un meteoro a la hora. Su radiante se sitúa cerca de la estrella Epsilon Carina. Sus meteoros son de velocidad moderada. Otras zonas con radiantes meteóricos se encuentran ubicadas en las constelaciones Virgo, Hidra y Cáncer con actividad apreciable. Esos radiantes aparecen desde el antihelio (justo en dirección opuesta a la posición del Sol) y son producidos por meteoroides dispersos procedentes por la degradación constante de asteroides ubicados en el cinturón principal o de cometas de corto periodo.

Anuncios

Ingredientes de la vida en meteoritos

Ingredientes de la vida en meteoritos que caen a la Tierra

por Amelia Ortiz · Publicada 11 enero, 2018 ·
11/1/2018 de Berkeley Lab / Science Advances


Un cristal azul recuperado de un meteorito que cayó cerca de Marruecos en 1998. La barra de escala representa 200 micras (millonésimas de metro). Crédito: Queenie Chan/The Open University, U.K.

Dos rocas espaciales descarriadas que chocaron por separado contra la Tierra en 1998, después de circular por el cinturón de asteroides de nuestro Sistema Solar durante miles de millones de años, comparten algo en común: los ingredientes para la vida. Se trata de los primeros meteoritos en los que se ha encontrado tanto agua líquida como una mezcla de compuestos orgánicos complejos como hidrocarburos y aminoácidos.

Se trata de la primera exploración química completa de materia orgánica y agua líquida en cristales de sal hallados en meteoritos que chocaron contra la Tierra. El estudio sugiere la posibilidad de que pueda existir vida en el vecindario de la Tierra.

También hay indicios, basados en química orgánica y observaciones espaciales, de que los cristales hayan sido formados originalmente por la actividad volcánica del planeta enano Ceres, con la expulsión de hielo o agua.

[Fuente]

Meteoros y Bólidos de Enero de 2018

Enero 2018

Las Cuadrántidas

Una de las lluvias de meteoros más activas del año es la denominada Cuadrántidas (QUA), llamada así por ser visible en la antigua constelación Quadrans Muralis hoy Bootes o Boyero.

El cuerpo progenitor de las Cuadrántidas es el asteroide 2003 EH1 que es el cometa extinguido C/1490 Y1, que observaron astrónomos japoneses y chinos hace 500 años.

Esta lluvia tiene el 3 de enero su pico máximo con hasta 120 meteoros por hora, generalmente sus meteoros son visibles desde el 1 al 5 de enero, después de la media noche hacia el noreste.

Las Cuadrántidas presentan grandes altibajos en la densidad de partículas, haciendo posible que algunos años se presenten tasas horarias de 200 meteoros por hora y otros no superan los 30 meteoros por hora. Todo esto debido a la dispersión de los meteoroides de diferentes edades producida por diversas perturbaciones.

La siguiente es la zona de la radiante de las Cuadrántidas

Otras lluvias de meteoros en enero

Con respecto a otros radiantes de enero, el mejor estudiado sin duda es el de las Delta Cáncridas (DCA) en constelación Cáncer, que presenta un máximo de 2 meteoros por hora en fecha 17, aunque su actividad se prolonga entre el 1 y el 24 de enero, con meteoros débiles y lentos. Las Pi Púpidas II (PIP) en constelación Puppis o Popa, radiante activo entre el 6 y el 14 de enero con su máximo en fecha 10, con 5 a 10 meteoros por hora.

Otro radiante destacable es de las Alfa Crúcidas (ACR) en la Cruz del Sur, con actividad entre el 6 y el 28 de enero, con 5 meteoros por hora la fecha del máximo el 19 de enero después de la medianoche. También se encuentran las Alfa y Eta Carínidas (ACN-ECN) en la constelación Carina o Quilla muy poco observadas, aunque los pocos datos que se tienen nos indican una muy pequeña actividad entre el 24 de enero y el 9 de febrero. Todos los radiantes de enero requieren mucha atención ya que se disponen de pocos datos.

Zona de observación de las Alfa Crúcidas (ACR) y las Pi Púpidas II (PIP)

Estadistica de la web de Materia Interplanetaria

¿Por qué explotan los meteoroides?

Demuestran por qué los meteoroides explotan antes de llegar al suelo

por Amelia Ortiz · Publicada 13 diciembre, 2017 ·
13/12/2017 de Purdue University / Meteoritics & Planetary Science

Nuestra atmósfera es aún mejor escudo frente a los meteoroides de lo que creían los investigadores. Cuando un meteoro se dirige a gran velocidad hacia la Tierra, el aire de alta presión que tiene delante se filtra por sus poros y lo resquebraja, haciendo que explote.

Los investigadores sabían que los meteoroides a menudo explotan antes de alcanzar la superficie de la Tierra, pero desconocían el por qué. El equipo de Jay Melosh (Purdue University) estudió el episodio de Cheliábinsk, en 2013, cuando un meteoroide explotó sobre Cheliábinsk, Rusia, para explicar el fenómeno. La explosión llegó por sorpresa y produjo energía comparable a la de una pequeña arma nuclear. Cuando entro en la atmósfera de la Tierra, creó una brillante bola de fuego (ver video). Pocos minutos después, una onda de choque hizo estallar las ventanas cercanas, hiriendo a cientos de personas.

El meteoroide pesaba unas 10000 toneladas, pero sólo se recogieron unas 2000 toneladas de escombros, lo que significa que algo ocurrió en la alta atmósfera que hizo que se desintegrase. Para resolver el enigma, los investigadores utilizaron un programa de ordenador único que permite la existencia tanto de material sólido del meteoro como de aire en todas las fases del cálculo.

Este nuevo código permitió a los investigadores simular la introducción de aire en el meteoroide y permitir que se filtrara, lo que provocó la disminución de la resistencia del meteoroide significativamente, incluso aún cuando hubiese sido moderadamente fuerte al principio.Sin embargo, aunque este mecanismo puede que proteja a los habitantes de la Tierra de los meteoroides pequeños, los grandes no se ven afectados. Los meteoritos de hierro son mucho más pequeños y densos y hasta los relativamente pequeños suelen alcanzar la superficie.

[Fuente]

Meteoros y bólidos de Diciembre de 2017

LAS GEMÍNIDAS

Una de las lluvias de meteoros más activas del año son las Gemínidas, visibles en la constelación zodiacal Géminis antes y después de la medianoche del 7 al 17 de diciembre, siendo su máxima actividad en fecha 14, que es cuando se podrían observar hasta 120 meteoros por hora en condiciones favorables.

Las Gemínidas son un espectáculo de los cielos del sur. Las primeras “Gemínidas” fueron vistas en 1862. Las lluvias de meteoros resultan de fragmentos desprendidos de un cometa cuando éste pasa cerca del Sol y quedan en el espacio siguiendo la trayectoria del propio cometa. Luego, cuando la Tierra cruza la zona en que se encuentran estos restos, muchos de ellos penetran en la atmósfera convirtiéndose en lo que popularmente llamamos “estrellas fugaces”.

Los astrónomos trataron de localizar al cometa responsable, pero la búsqueda resultó infructuosa durante más de un siglo hasta que en el año 1983, el Satélite Infrarrojo de Astronomía de la NASA (IRAS por sus siglas en inglés) detectó un cuerpo de varios kilómetros de diámetro que se movía en la misma órbita que las “Gemínidas”. Los científicos lo llamaron 3200 Phaetón. El asteroide 1983 TB Phaeton es el cuerpo que da origen a esta lluvia, asteroide que posee todas las características de ser un núcleo cometario extinto.

Debido a las perturbaciones del planeta Júpiter sobre el año 2010 el enjambre dejó de interceptar la órbita terrestre, por lo que el núcleo del enjambre mucho más denso y que proporciona las altas tasas horarias mencionadas dejará de observarse sobre el año 2020. Esta es una prueba que demuestra que los cometas periódicos al quedar inactivos, se asemejan a núcleos asteroidales como el 1983 TB Phaeton que está catalogado como uno que roza la órbita de la Tierra, a una distancia sólo 8 veces mayor que la de la Luna.

GEMÍNIDAS

LLUVIAS MENORES DE METEOROS EN DICIEMBRE

Existen las denominadas lluvias menores de meteoros, y en diciembre hay una importante cantidad de ellas y a modo de información las mencionamos:

Las Chi Oriónidas Norte y Sur (XOR) en la constelación Orión que son dos ramas de una corriente meteórica de escasa actividad, se prolongan del 26 de noviembre al 15 de diciembre siendo su máximo el 2 de diciembre que raramente supera los 3 meteoros por hora, pero que suelen ser bólidos con estelas muy persistentes.

El complejo de las Púpidas-Vélidas en las constelaciones Popa y Vela constituyen un entramado de radiantes que proporcionan 10 meteoros por hora la fecha del máximo que es el 7 de diciembre, la lluvia se activa entre el 1 al 15 de diciembre.

Las Phoenícidas (PHO) en la constelación Phoenix o Fénix es otro radiante que suele tener incrementos de actividad inesperados como lo ocurrido en 1956 con 100 meteoros por hora. Su actividad se da del 28 de noviembre al 9 de diciembre. Está relacionado al cometa Blanpain, y todos los años ha proporcionado unos 5 meteoros por hora su fecha de máxima actividad que es el 6 de diciembre.

Las Monocerótidas (MON) todos los años con no más de 3 meteoros por hora con algunos bólidos asociados, del 27 de noviembre al 17 de diciembre con su máximo en fecha 9. Este radiante está relacionado al cometa Mellish 1917.

Las Sigma Hídridas (HYD) es otro radiante medianamente activo en diciembre con 2 a 5 meteoros por hora la fecha del máximo que es el 12 de diciembre, la lluvia se prolonga del 3 al 15 de diciembre. Son meteoros rápidos y con estelas persistentes.

Una corriente muy activa en el Hemisferio Norte son las Coma Berenícidas (COM) en la constelación Coma Berenices o Cabellera de Berenice, que tiene un máximo de 10 meteoros por hora el 22 de diciembre, aunque su actividad se mantiene entre el 12 de diciembre y el 23 de enero. Presenta meteoros rápidos y con estelas, que están emparentados con el cometa Lowe 1913, las primeras detecciones de este radiante las realizaron miembros de la Sociedad de observadores de meteoros y cometas de España (SOMYCE) junto a otros grupos de Europa a mediados de la década de 1980.

Para concluir el año tenemos a las Úrsidas (URS) en la constelación de la Osa Mayor también para el hemisferio norte: un radiante redescubierto por miembros de SOMYCE el año 1986, pudiendo observar 110 meteoros por hora en el máximo el 22 de diciembre de ese año, estallido que luego bajó los siguientes años hasta llegar en la actualidad a cerca a 10 meteoros por hora. Su actividad se extiende del 17 al 26 de diciembre.

Meteoros y Bólidos de Noviembre de 2017

Noviembre 2017

LAS LEÓNIDAS
El mes de noviembre se caracteriza por presentar una lluvia de meteoros muy esperada: las Leónidas. Los observadores podrán centrar su atención en esta particular lluvia en la zona de la constelación Leo después de las 2 de la mañana en el horizonte este.

La lluvia de meteoros Leónidas se produce entre el 14 y el 21 de noviembre cuando nuestro planeta atraviesa un inmenso enjambre de meteoroides, la máxima actividad es entre el 17 y 18 de Noviembre. Se deberían realizar observaciones prolongadas por lo menos 5 fechas antes y 5 después del máximo.

Al igual que toda lluvia de meteoros, también las Leónidas están asociadas a un cometa, en este caso el Tempel-Tuttle, el período del cometa es de 33 años. El cometa Tempel-Tuttle fue observado en marzo de 1997 y alcanzó su distancia más cercana al Sol a fines de febrero de 1998.
Este cometa no es particularmente brillante, a comienzos del año 1998 los aficionados necesitaron de ayuda óptica para observarlo.

Los estallidos en la actividad de esta lluvia de meteoros ocurre cada 33 años, durante los años 1799, 1833, 1866 y 1900 las Leónidas produjeron lluvias muy intensas con más de 1000 meteoros por hora, lo que atrajo la atención de la población mundial. No ocurrió lo mismo en 1933, decepcionando a un gran número de entusiastas. Por el contrario, la lluvia del año 1966 fue espectacular, así como los 350 meteoros por hora en 1998.
El año 2009 se observaron un promedio de 25 meteoros por hora el 17 de noviembre; lo propio el 2010. En aquello radica la importancia de observar las Leónidas, 2015 y 2016 fueron también años muy activos y aunque no estemos en el periodo de 33 años como indican las proyecciones, el 2017 podrían observarse un buen número de meteoros,

La carta estelar y la zona de la radiante de las LEONIDAS (LEO)

LLUVIAS MENORES DE METEOROS EN NOVIEMBRE

TAURIDAS SUR (STA)
Actividad: 1 al 25 de noviembre. Máximo: 3 de noviembre. Con un promedio de 5 meteoros por hora, en la constelación Tauro.

TAURIDAS NORTE (NTA)
Actividad: 1 al 25 de noviembre. Máximo: 12 de noviembre. Con un promedio de 5 meteoros por hora, en la constelación Tauro.

ALFA MONOCEROTIDAS (AMO)
Actividad: 15 al 25 de noviembre. Máximo: 21 de noviembre, en la constelación Monoceros.
Según la IMO es otra lluvia capaz de producir picos intensos, como el de 400 meteoros de 1995 que sólo duraron 5 minutos. Se desconoce si existe periodicidad en la actividad. Por eso es importante el seguimiento continuo todos los años.
La observación se la puede hacer simultánea sin problemas con las Leónidas.
Esta lluvia poco estudiada nos puede dar sorpresas. Observar en lo posible antes y después de la fecha del máximo.


Desde la Coordinación de la Sección deseamos tengan todos excelentes cielos, esperamos sus reportes y estamos a su disposición.